Creemos que para ser un buen vendedor solamente debemos ser amables,carismáticos, extrovertidos y en si tener una sonrisa gigante para poder hacer que el comprador se sienta cómodo y especial, pero no solo eso necesitamos para lograr ser un vendedor exitoso.

 

Todas esas cualidades que mencionamos arriba se pueden desarrollar por medio de cursos, con el tiempo o bien si naciste con estas cualidades ya tienes un paso más. Pero no es lo único que se necesita pues también los vendedores deben tener algunos hábitos para que puedan desarrollar estas características más fácilmente.

 

Aquí te decimos 11 hábitos clave para ser un buen vendedor y que en nuestra experiencia nos han servido mucho para mejorar nuestras capacidades para cerrar ventas y sobre todo para brindarles un servicio de calidad a nuestros clientes.

 

¿Cómo ser un buen agente de ventas excepcional?

1. Identifica a tus buyer personas y centra tu atención en ellos.

Definir con claridad un buyer persona es fundamental para desarrollar un proceso de ventas efectivo. Por lo tanto, también será eficaz un agente de ventas que basa sus actividades en ese perfil de consumidor ideal. Los mejores vendedores investigan a sus prospectos para asegurarse de que sean compatibles con la empresa, se basan en el perfil de su buyer persona: saben exactamente a quién se dirigen y por qué.

 

2. Usa un proceso de ventas que se pueda medir y repetir

Los agentes de ventas tradicionales se dejan llevar por la intuición; en cambio, aquellos con el mejor desempeño usan un proceso optimizado que los ayuda a transferir el mayor número de prospectos posible, de la etapa de conexión al cierre. La mayoría nunca analizan sus resultados, ya que, probablemente, no han realizado una monitorización correcta de sus acciones. Por otro lado, los mejores revisan constantemente las métricas clave y las ajustan según sea necesario.

 

3. Conoce el producto o servicio a la perfección

Tener la capacidad de vender solo representa la mitad de la batalla; comprender qué estás vendiendo es la otra (a la que no suele prestarse demasiada atención). Nadie es capaz de vender algo que no conoce, si es un producto úsalo de todas las maneras posibles, si es un servicio intenta obtenerlo y ser tu un cliente primero, entenderlo a la perfección ayudará que puedas resolver cualquier cuestionamiento del prospecto o incluso también a manejar mejor las objeciones.

 

4. Analiza el recorrido de compra del cliente de manera objetiva

Los agentes de ventas más eficaces no consideran que un negocio está listo para cerrar una venta solo porque lo sugiere alguien con influencia. Por más que tu producto o servicio haya sido recomendado, ese prospecto necesita entender muy bien por qué se lo recomendaron y los beneficios que obtendrá al adquirirlo.

 

5. Descubre atajos y trucos

Cuando un gran vendedor o vendedora encuentra una estrategia o técnica que funciona correctamente, la utiliza todo el tiempo (hasta que deja de ser eficaz). Esta es una táctica inteligente: los vendedores siempre trabajan a contrarreloj, lo que significa que cuanto más tiempo invierten en experimentar, menos tiempo tienen para cerrar ventas.

 

6. Pon en práctica la escucha activa

Los mejores agentes de ventas están completamente presentes en sus conversaciones con los prospectos. Eso significa que no están pensando en otro negocio, leyendo el periódico online ni enviando memes graciosos al resto del equipo, quizá la escucha activa sea una de las habilidades más difíciles de desarrollar, dado que, por naturaleza, solemos creer que lo que nosotros decimos es más importante que lo que dice el prospecto.

 

7. Colabora con el área de marketing y atención al cliente

Los buenos vendedores y vendedoras saben que la información de las personas que trabajan en los departamentos de marketing y atención al cliente son importantes para su trabajo, el marketing no solo otorga los leads calificados para ventas, sino que también comparte las estrategias que pueden ayudar a impulsar ciertos productos o servicios, así como los mensajes pertinentes para los objetivos de la empresa.

 

8. Confía en el producto o servicio que vendes

Es mucho más fácil vender un producto con pasión si realmente confías en sus beneficios. De hecho, los agentes de ventas más eficaces usan ese producto y creen en el valor que ofrece.

 

9. Ten una gran motivación

Todos los líderes de ventas tienen un motivo principal que los impulsa a trabajar arduamente todos los días. Quizá desean comprarse su casa propia y, para lograrlo, deben alcanzar al menos un 110 % de la cuota todos los meses. Tal vez, son sumamente competitivos y desean estar siempre entre los líderes con el mejor rendimiento. Pregúntate cuál es el motivo principal por el que deseas tener éxito. Si no puedes responder esa pregunta de inmediato, debes encontrar una fuente de motivación que te impulse a seguir creciendo. ¿Sabías que los vendedores llegan a tener ingresos incluso mayores a los de un Director General?

 

10. Considera el éxito del cliente como propio

Algunos agentes de ventas dejan de trabajar cuando los prospectos firman el contrato. En cambio, los vendedores más respetados suelen ponerse en contacto periódicamente con sus clientes para obtener un mejor resultado y reforzar la confianza.

 

11. Duerme ocho horas todas las noches

Si crees que dormir cinco o seis horas por día es suficiente para ti, piénsalo mejor. Según la Academia Estadounidense de Medicina del Sueño, la mayoría de los adultos necesitan dormir entre 7 y 8 horas todas las noches. De lo contrario, podrías sufrir una serie de trastornos como: Ineficiencia en la toma de decisiones, mayor tendencia a cometer errores, déficit de atención, fatiga, falta de motivación, intranquilidad, irritabilidad, ansiedad, síntomas de depresión, entre muchos otros. 

 

Conclusión 

Un vendedor exitoso debe ser capaz de reconocer las necesidades del consumidor, evaluar si el producto las satisface y ofrecer alternativas mutuamente beneficiosas. Para lograr eso, debe tener un conocimiento profundo de los artículos que vende, sus usos prácticos y posibilidades de personalización.

Sin embargo, aprender cómo ser un buen vendedor no se reduce a eso.

También implica habilidades interpersonales, como persuasión, negociación, escucha activa, automotivación y paciencia.

Momentos en los que el silencio es tu aliado en una negociación
Momentos en los que el silencio es tu aliado en una negociación

Buscar

    Premios

    Product Excellence@2x

    ¿Quiéres aprender a crecer tu empresa?

    Suscríbete a nuestro Newsletter

    Nosotros también odiamos el SPAM por eso nos comprometemos a NO hacerlo, tu información está segura con nosotros.

    cta-estrategia-inmobiliaria-mexico
    website-grader-cta (600 × 900 px)